Ads

Claves para el Éxito del Teletrabajo a Largo Plazo

Claves para Éxito del Teletrabajo a Largo Plazo

Ante la crisis del coronavirus muchos profesionales se enfrentan al teletrabajo por primera vez y sin posibilidad de un período de "adaptación" para aprender a desarrollar el trabajo en remoto, lo que podría obstaculizar el éxito total de este método


Antes de la crisis del COVID-19, que está poniendo a prueba de manera extraordinaria el formato del teletrabajo a nivel global, en España era muy poca la población activa que realmente ponía en práctica este método de trabajar a distancia. Para ser exactos, según datos de Eurostat, en 2018, solo un 4,3% de la población en España y un 5,1% del total de la Unión Europea afirmaba teletrabajar “usualmente”.

Desde The Valley nos ofrecen algunas recomendaciones, como evitar distracciones, mantener una buena comunicación para teletrabajar y poder cumplir con los objetivos de forma eficiente, exitosa y sin ansiedad.



claves teletrabajo

Tras el anuncio de Estado de Alama por parte del Gobierno Central Español en todo el territorio nacional, muchas empresas han implementado el teletrabajo como una acción de emergencia con el objetivo de seguir desarrollando su actividad normal. Si bien la tendencia, en un contexto normal, se dirige a la normalización del trabajo en remoto, este es un formato que generalmente no se realiza a largo plazo, sino que suele ser una vez a la semana, dos veces al mes, o con la recurrencia que establezca cada empresa. Sin embargo, ante la situación actual, aquellos que trabajan desde casa por primera vez no han podido vivir un período de “adaptación y prueba, y esto podría dificultar el desarrollo normal de la actividad, trayendo consecuencias como bajos niveles de productividad, dificultades para lograr los objetivos o incluso estados de estrés o ansiedad.

No hay duda de que esta situación excepcional cambiará de forma positiva la concepción que tienen las empresas sobre este formato de trabajo. Sin embargo, a largo plazo, el hecho de no poder tener contacto face to face con los compañeros y superiores durante varios días seguidos, o el tener que trabajar a la vez que se cuida a los niños, que ahora también están en casa, podría obstaculizar su éxito.

Para guiar a aquellos que no tienen experiencia previa con el teletrabajo sobre cómo organizar su jornada, los expertos del ecosistema de conocimiento digital The Valley dan ocho recomendaciones para iniciarse en el teletrabajo en época de confinamiento y poder cumplir los objetivos de forma eficiente, productiva y exitosa, y sin ansiedad, además de con mente positiva y no dejando de lado la diversión:



Éxito del Teletrabajo a Largo Plazo

Hacer planning semanal y follow-up de los objetivos 


Lo ideal es organizar cada lunes el calendario de objetivos de la semana. Si es necesario, se pueden organizar reuniones cortas diarias para ir haciendo seguimiento de los objetivos cumplidos y los que faltan y al final de la semana hacer un repaso total de la actividad de la semana y los próximos pasos.


Aprovechar las apps y herramientas tecnológicas 


para comunicarse de forma instantánea, trabajar de forma colaborativa, realizar reuniones on-line, e incluso, poder llevar calendarios compartidos en los que cada uno pueda ir viendo los deadlines de los proyectos. Todas estas herramientas como Skype, Microsoft Teams, Zoom, Google Drive, Google Calendar, e infinitas más, ayudan a hacer la comunicación más fluida entre los trabajadores y, por ende, eliminar obstáculos en el desarrollo normal de la actividad.



Teletrabajo a Largo Plazo


Respetar el work-schedule sin distracciones


La recomendación aquí es seguir la rutina diaria que se suele tener para ir a la oficina, levantarse a la misma hora, hacer ejercicio si es el caso, vestirse con ropa adecuada y preparar el área de trabajo para cumplir con la jornada establecida, respetando por su puesto, los descansos correspondientes. Descansa para tomarte un café, ir al baño o para rellenar la botella de agua, no para poner una lavadora o limpiar la casa.


Separar lo laboral de lo personal


Es cierto que cuando se mezcla el ambiente de trabajo y el entorno privado en el mismo espacio durante varios días, como sucede ahora, ambas esferas pueden llegar a mezclarse. Por eso, es muy importante establecer los límites entre lo personal y lo laboral creando un espacio de trabajo adecuado y cómodo que quede designado como “la oficina en casa. Allí se desarrollarán las tareas y al final de la jornada, dicho espacio se cierra hasta el comienzo de la siguiente jornada laboral.



Claves para el Teletrabajo


Adaptar los business plans en un panorama protagonizado por el coronavirus 


Lo más importante es ofrecer al cliente lo que necesita adaptándose al contexto actual. La clave ahora mismo es la flexibilidad, aunque eso implique dejar en stand by los planes establecidos previamente. Se debe redefinir la estrategia de negocio, al menos temporalmente, hacia la creación de soluciones o iniciativas que permitan a las empresas seguir desarrollando su actividad con el foco hacia la reducción del impacto de las consecuencias económicas y sociales del COVID-19. El objetivo de las empresas, además de la responsabilidad social, sigue siendo la rentabilidad.


No perder el contacto one-to-one con los compañeros de trabajo 


El hecho de no ver a la gente todos los días en la oficina puede hacer que se vaya perdiendo el contacto que, en muchas ocasiones, es la causa de muy buenas ideas. Por eso, es importante seguir utilizando las herramientas de comunicación tanto para temas profesionales, como para temas de ocio que puedan tener lugar en la oficina y fomentar así el brainstorming y la productividad. Un espacio de trabajo cómodo y divertido es más productivo.


Disfrutar del lado positivo del teletrabajo


Algunos expertos predicen que esta situación de confinamiento puede durar más de quince días y el hecho de pensar en estar tanto tiempo en casa puede generar estrés y ansiedad. Sin embargo, la mejor opción es buscar “el lado positivo” a todo esto y aprovechar las ventajas que tiene poder trabajar a distancia. Pasar más tiempo con la familia, mayores posibilidades de flexibilidad y conciliación de vida laboral-personal o tiempo de trabajo-estudio, son solo algunos de los beneficios.



Salud en Teletrabajo a Largo Plazo

Mantener un estilo de vida healthy en casa y evitar el sedentarismo


Es muy importante que, durante estas largas jornadas en casa, no se deje de lado la socialización con amigos, realizar deporte, comer sano, tomar mucha agua y realizar actividades que ayuden a liberar endorfinas para que el cerebro siga funcionando correctamente y evitar ansiedad. Para ello, la tecnología pone al servicio de la sociedad diversas opciones y algunas empresas están incluso ofreciendo sus ofertas de contenido de forma gratuita. Algunas ideas son: entrenar o hacer yoga mediante apps, hacer maratones de series o películas en las plataformas de entretenimiento, leer libros, mantenerse al día con las revistas y periódicos online o aprender a cocinar recetas saludables.

La Demanda y los Precios Caen en los Mercados Eléctricos Europeos por la Crisis del COVID‑19

La Demanda y los Precios Caen en los Mercados Eléctricos Europeos por la Crisis del COVID‑19

La demanda eléctrica europea bajó de forma generalizada en los mercados europeos, especialmente en aquellos que se encuentran en régimen de confinamiento por el coronavirus: Francia, Italia y España


Esto provocó el descenso de los precios en los mercados. Las bajadas también se vivieron en otros mercados como los futuros de electricidad, de CO2, de petróleo Brent y de gas TTF. En el caso del gas los descensos han continuado hoy cuando se han alcanzado precios por debajo de 8 €/MWh.



La Demanda y los Precios Caen en los Mercados Eléctricos Europeos

Producción solar fotovoltaica y termosolar y producción eólica


La producción solar en Alemania aumentó un 36% la semana del lunes 16 de marzo en comparación con la semana anterior. En Italia también se registró un aumento de la producción con esta tecnología del 17%. Por otra parte, en España y Portugal la producción cayó un 44% y un 27% respectivamente. Para la semana actual se espera que la producción solar en España aumente. Por el contrario, se prevé que la generación con esta tecnología descienda en el mercado italiano.

Durante los 22 días transcurridos de marzo se registró un aumento del 26% en la producción solar del mercado alemán en comparación con los mismos días del año pasado. En el resto de los mercados analizados por la empresa AleaSoft Energy Forecasting que ofrece soluciones para realizar previsiones en el sector de la energía, las variaciones durante este mes estuvieron entre el ‑1,7% del mercado italiano y el 8,7% del portugués.

Como se previó la semana pasada, la producción eólica en Portugal y España aumentó en un 72% y un 10% respectivamente en comparación con la semana anterior. Mientras que en Alemania e Italia disminuyó un 46% y un 34% respectivamente. Para esta semana se prevé un aumento en la producción eólica de Italia. Por el contrario se espera que disminuya en la península ibérica.

Entre el 1 y el 22 de marzo la producción eólica descendió en el mercado alemán y el mercado italiano un 23% y un 22% en comparación con el mismo período del año pasado. Por el contrario en la península ibérica se registró un incremento en la producción con esta tecnología del 31%.


Caen la demanda y precios mercados electricos

Demanda eléctrica


La semana pasada se produjeron caídas generalizadas de la demanda de electricidad en todos los países europeos. En algunos casos, esta bajada podría atribuirse en parte a una tímida subida de las temperaturas que fueron menos frías, como en Alemania, Francia o Italia, pero en el resto de países las temperaturas cayeron entre 0,9 °C y 2,3 °C. Las caídas de demanda más pronunciadas se registraron en Francia, -15%, Italia, -11%, y España, -7,1%, que son países que se encuentran en régimen de confinamiento a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La entrada en vigor de las órdenes de confinamiento ha generado un patrón similar en la evolución de la demanda de electricidad de estos tres países, con una bajada progresiva de la demanda con respecto a los niveles de las semanas anteriores. Pero, en el caso de Francia, la caída ha sido mucho más rápida y abrupta que en el caso de España y de Italia. El gobierno francés estableció medidas de contención que prohíben los desplazamientos innecesarios a partir del martes 17 al mediodía. Ya ese mismo martes la demanda de electricidad empezó a caer y el miércoles ya se situó por debajo de la demanda del domingo anterior. El perfil horario de la demanda también evolucionó rápidamente, y el viernes ya se podía apreciar claramente un perfil de domingo o festivo.

En España, la bajada de la demanda fue mucho más gradual desde la declaración del estado de alarma, el sábado 14 de marzo. La caída de la demanda respecto a la semana anterior empezó alrededor de un 5% el lunes y martes, y el miércoles se intensificó hasta el 8%. El jueves fue festivo en algunas comunidades, por lo que la reducción de la demanda llegó hasta el 13%, mientras que el viernes se quedó en un descenso del 11%. Para el fin de semana, las caídas fueron menores dado que el estado de alarma ya estaba vigente el fin de semana anterior.

El perfil horario de la demanda también sufrió modificaciones en España. Durante la semana pasada, el pico de demanda de la mañana se retrasó alrededor de tres horas, mientras que el horario del pico de la noche se mantuvo, indicando un desplazamiento claro de un perfil más industrial y comercial hacia un perfil más doméstico.

Italia ya cumplió su segunda semana de confinamiento. La semana de transición y descenso gradual de la demanda de electricidad fue la semana del 9 al 15 de marzo, mientras que, en esta última semana del 16 al 22 de marzo, la demanda se ha mantenido más estable, también con un perfil horario claramente más doméstico con un mayor pico por la noche.

La intención del gobierno italiano es endurecer las condiciones de confinamiento de la población y el cese de toda actividad que no sea imprescindible, por lo que se podría ver un nuevo descenso de la demanda esta semana.

Para esta semana se prevé un descenso pronunciado de las temperaturas de entre 1 °C y 5 °C en los todos países europeos, lo que puede contrarrestar parcialmente la caída de la demanda a causa del paro de la actividad económica. Pero sin duda, este parón de actividad industrial y comercial será lo que marcará la evolución de la demanda de electricidad durante las próximas semanas y meses.



Mercados europeos Electricos Crisis Covid-19

Mercados eléctricos europeos


En la mayoría de los mercados europeos analizados por AleaSoft los precios dismuyeron la semana pasada respecto a la semana del 9 de marzo. Las excepciones fueron el mercado EPEX SPOT de Alemania y el mercado N2EX de Gran Bretaña, aunque en ambos casos el aumento fue menor al 3%. En el mercado alemán el incremento fue de un 1,8%. Esto a pesar de presentar horas negativas desde las 10 hasta las 16 horas (CET) este domingo 22 de marzo, promediandose un precio negativo de ‑0,95 €/MWh para el día. Además, en la hora 14 se alcanzó el precio horario más bajo, de ‑55,05 €/MWh desde el obtenido en la hora 16 del domigo 15 de marzo. El mercado británico, con un incremento del 2,8%, fue el mercado con los precios más altos durante toda la semana pasada, manteniendose por encima de los 34 €/MWh y promediando un precio de 36,60 €/MWh para la semana finalizada.

Por otra parte, en los mercados EPEX SPOT de Bélgica, Francia y los Países Bajos los descensos fueron del 23%, 20% y 18% respectivamente. En estos mercados también se obtuvieron pecios negativos para algunas de las horas del domigo pasado, llegando a promediar precios de 0,70 €/MWh en el caso de Bélgica y sobre los 6 €/MWh en el caso de Francia y los Países Bajos. El mercado Nord Pool de los países nórdicos, con un descenso del 12%, fue el mercado de menor precio durante la mayor parte de la semana pasada, a excepción del domingo 22 de marzo, cuando promedió un precio de 6,73 €/MWh, el más bajo en ese mercado en lo que va de año, pero superior a los precios de los mercados de EPEX SPOT para ese día.

En tanto, en el mercado IPEX de Italia la semana pasada los precios descendieron un 18% respecto a la anterior. Debido a la baja demanda de electricidad derivada de las medidas de confinamiento tomadas en el país para combatir la propagación del SARS‑Cov‑2, los precios de este mercado comenzaron la semana con precios cercanos a los 34 €/MWh y fueron bajando durante el resto de la semana hasta los 24,77 €/MWh del domingo.

La influencia de las medidas aplicadas para combatir la pandemia de COVID‑19 durante la semana pasada propiciaron la bajada de la demana eléctrica de manera generalizada en los mercados de Europa, lo que a su vez favoreció el descenso en los precios de gran parte de los mercados de electricidad del continente.

En el mercado MIBEL de España y Portugal la bajada de los precios durante la semana pasada fue del 17% para ambos polos. Con una convergencia del 100% en los precios horarios de ambos mercados, el precio promedio semanal fue de 28,55 €/MWh. Aún así, se situaron en tercera posición en el ranking de los mercados con los precios más elevados de la semana en el continente. La baja demanda de electricidad durante la semana pasada debido a las medidas adoptadas por el gobierno español para combatir la expansión del coronavirus, en conjunto con una mayor producción eólica permitieron que los precios descendieran, manteniendose por debajo de los 30 €/MWh durante la mayor parte de la semana.

Para este lunes 23 de marzo los precios disminuyeron en la mayoría de los mercados respecto al lunes 16 de marzo. El mercado MIBEL fue la excepción donde, con un precio diario de 29,04 €/MWh tanto para España como para Portugal, aumentó un 7,5% y se posicionó como el segundo mercado con los precios más altos del continente, por debajo del mercado británico con un precio diario de 35,34 €/MWh. Los mercados EPEX SPOT estuvieron bastante acoplados para este día con precios cercanos a los 17 €/MWh. El mercado italiano, con un precio promedio diario de 16,97 €/MWh y una variación del ‑49% respecto al lunes 16 de marzo, se acercó al grupo de mercados de EPEX SPOT. Mientras que el mercado Nord Pool con un precio promedio de 7,82 €/MWh continúa siendo el mercado con los precios más bajos para este lunes.

En general, se prevé que los precios de los mercados del continente europeos estén menos acoplados durante esta semana. En la mayoría de los mercados los precios se mantendrán estables durante la mayor parte de la semana, descendiendo a finales de semana por una menor demanda. Por otra parte, en el mercado IPEX de Italia se espera que los precios continúen desciendo.



Futuros Electricidad Mercados europeos Crisis Covid-19

Futuros de electricidad


Los precios de los futuros de electricidad para el segundo trimestre de 2020 durante la semana pasada experimentaron una bajada abrupta y generalizada en todos los mercados europeos analizados en AleaSoft. El principal factor que mueve los precios de esta manera es la previsión de una baja demanda eléctrica a causa de las políticas de confinamiento que están implementando los países europeos para frenar la expansión del coronavirus. La bajada más pronunciada la registró el mercado EEX de Francia, que entre el cierre del viernes 13 de marzo y el del viernes 20 de marzo, tuvo una diferencia negativa de más de 8 €/MWh, representando una variación del ‑27%. Porcentualmente, todos los descensos entre los cierres de ambas semanas estuvieron por encima del 12%.

En el caso del futuro para el año calendario 2021, también hubo una bajada de precios generalizada durante la semana pasada. El escenario es prácticamente el mismo. En este caso el mayor descenso en términos porcentuales lo presentaron el mercado ICE y el mercado NASDAQ de los países nórdicos, con decrementos del 15% y del 14% respectivamente. Sin embargo, en términos absolutos es el mercado EEX de Italia el que registró la mayor bajada de precios entre los cierres de las dos semanas, con una reducción de 4,56 €/MWh.



Brent, combustibles y CO2 Crisis Covid-19

Brent, combustibles y CO2


Los precios de los futuros de petróleo Brent para el mes de mayo de 2020 en el mercado ICE, iniciaron la semana pasada con descensos hasta alcanzar el miércoles 18 de marzo un precio de cierre de 24,88 $/bbl, el más bajo desde los registrados en abril de 2003. Pero el jueves 19 de marzo se produjo una recuperación del 14% respecto al día anterior hasta los 28,47 $/bbl. El viernes 20 de marzo los precios volvieron a descender registrándose un precio de cierre de 26,98 $/bbl, un 20% inferior al del viernes de la semana anterior.

El descenso de la demanda debida a las restricciones impuestas en muchos países para intentar contener la expansión del coronavirus y el hecho de que la capacidad de almacenamiento actual sea muy reducida, obligando a los productores a vender el petróleo extraído inmediatamente, están afectando a los precios de los futuros de petróleo Brent.

En un momento en el que las medidas de contención contra la pandemia del coronavirus tienden a prolongarse en el tiempo y a ser más restrictivas en la mayoría de los países es de esperar que los precios del petróleo continúen descendiendo.

Sin embargo, la semana pasada se iniciaron conversaciones entre la OPEP y productores estadounidenses con el objetivo de frenar la guerra de precios.

Los precios de los futuros de gas TTF en el mercado ICE para el mes de abril de 2020 la semana pasada se mantuvieron por debajo de los 9 €/MWh y descendieron casi todos los días, excepto el jueves 19 de marzo cuando se produjo una recuperación del 3,4% respecto al día anterior. El precio de cierre más bajo de la semana, de 8,26 €/MWh, se registró el miércoles 18 de marzo. Este precio es un 12% inferior al del mismo día de la semana anterior y el más bajo de los últimos dos años. Al parecer la racha de precios récord bajos continuará, pues en la sesión de hoy se han registrado precios por debajo de los 8 €/MWh.

Por lo que respecta al gas TTF en el mercado spot, inició la semana pasada con un precio índice de 9,56 €/MWh para el lunes 16 de marzo. Posteriormente, los precios descendieron hasta los 8,36 €/MWh del jueves 19 de marzo, que fue el menor precio de la semana y desde principios de septiembre de 2019. A partir del viernes, 20 de marzo, los precios se han estabilizado en torno a los 8,52 €/MWh. Hoy lunes 23 de marzo el precio índice es de 8,57 €/MWh.

Por otra parte, los precios de los futuros del carbón API 2 en el mercado ICE para el mes de abril de 2020, la semana pasada tuvieron el comportamiento contrario al de los futuros de gas y de petróleo. En el caso del carbón, los precios subieron casi toda la semana, excepto el jueves 19 de marzo, cuando descendieron un 1,7% respecto al día anterior. El precio de cierre máximo de la semana pasada, de 50,30 $/t, fue el del miércoles 18 de marzo. Este valor es un 5,5% superior al del miércoles de la semana anterior y el más elevado desde el 18 de febrero.

Este comportamiento puede estar relacionado con unas temperaturas más frías y un aumento de la demanda en el mercado asiático, así como con el hecho de que los productores estén impidiendo el descenso de los precios por debajo de los precios de coste.

En cuanto a los precios de los futuros de derechos de emisión de CO2 en el mercado EEX para el contrato de referencia de diciembre de 2020, iniciaron la semana pasada con la misma tendencia descendente de la semana anterior. El miércoles 18 de marzo se alcanzó un precio de cierre de 15,30 €/t, un 36% inferior al del miércoles de la semana anterior. Este valor es el más bajo de la semana pasada y desde noviembre de 2018. Por otra parte, el jueves se produjo una recuperación del 7,2% respecto al día anterior. Pero, el viernes el precio volvió a descender un 1,8% hasta registrarse un precio de cierre de 16,11 €/t.


A medida que el coronavirus se extiende por Europa y los países cada vez toman medidas más restrictivas para intentar contenerlo, es de esperar que esto ejerza una influencia a la baja sobre los precios de los futuros de los derechos de emisión.

Claves de la Comunicación Corporativa ante la Crisis del Covid-19

Avance Comunicación, agencia de servicios integrales de comunicación y marketing, con casi 30 años de experiencia en el sector, analiza los aspectos fundamentales para el desarrollo de un plan de comunicación de urgencia frente a la situación de crisis sanitaria global, provocada por el coronavirus.


En una situación de incertidumbre, totalmente inédita, que cambia constantemente y de consecuencias imprevisibles, las compañías deben desarrollar planes de comunicación de crisis específicos


Para los responsables de las agencias, una de las premisas básicas de la comunicación de crisis, como parte de la comunicación corporativa, es la preparación previa. En estas situaciones, es necesario contar con protocolos de actuación claros y bien definidos, en función de diversos escenarios o situaciones, que ponen en peligro la imagen de las empresas.

Avance Comunicación, agencia de servicios integrales de comunicación y marketing, con casi 30 años de experiencia en el sector, analiza los aspectos fundamentales para el desarrollo de un plan de comunicación de urgencia frente a la situación de crisis sanitaria global, provocada por el coronavirus.

Según Noelia Perlacia, DIRCOM de la agencia: "En una situación de crisis totalmente inédita, cambiante e imprevisible, como la provocada por el Covid-19, la mayoría de las compañías no han sido capaces de hacer previsiones o contar con planes de comunicación previos y deben actuar con la máxima celeridad".

"En este contexto, debe destacarse un aspecto importante: todas las empresas e individuos, a nivel global, están afectados por la pandemia. Esto supone un aspecto positivo para su comunicación corporativa, ya que no es una crisis provocada por la actividad de la compañía, si no por un factor externo. Sin embargo, la gestión de dicha situación podrá actuar a favor o en contra de la imagen de la marca".

Según los especialistas de la agencia, el primer paso y fundamental para crear un plan de comunicación de crisis, es definir los diversos escenarios que pueden darse:


  • La empresa tiene que cesar totalmente su actividad, con las consecuencias económicas, laborales y sociales que conlleva.

  • La empresa puede continuar de forma parcial su actividad, viéndose afectada la prestación del servicio o la producción.

  • La empresa puede continuar la actividad con normalidad, gracias a medidas como el teletrabajo (cuando es posible) u otras medidas operativas.


También es importante tener en cuenta la causa de estos escenarios, ya que pueden ser provocados por la propia enfermedad, cuando los trabajadores se vean afectados; por decisiones de la administración pública, que imponga restricciones a la actividad empresarial o por el descenso drástico de clientes. Al contrario, hay actividades que se ven favorecidas por el incremento de la demanda (empresas de desinfección y de limpieza, por ejemplo).

Por otro lado, es fundamental tomar en consideración, a la hora de difundir información corporativa, la situación de cada compañía. La situación es diferente cuando una empresa ha tomado medidas preventivas, pero se producen contagios que afectan a la actividad, a cuando no se ha llevado a cabo ningún plan de protección y, como consecuencia, se llega a dicha circunstancia. En este caso, la responsabilidad recae de lleno en una mala gestión o falta de previsión y puede afectar a la reputación de la marca.

Una vez definidos, en detalle, estos escenarios y establecidos los planes de contingencia o las estrategias corporativas para cada uno de ellos, deberán establecerse las líneas de actuación desde el punto de vista de la comunicación corporativa.


Desarrollo del plan de comunicación de crisis


Los responsables de Avance Comunicación indican que, para desarrollar el plan de comunicación de crisis, es necesario definir los públicos a los que la compañía debe dirigirse y las líneas de actuación con cada uno de ellos. Cada empresa tiene unas características diferentes, pero, a grandes rasgos, los grupos de interés serán los empleados (comunicación interna), clientes, proveedores y público general.

En cada uno de los escenarios definidos en el punto anterior, se tendrán que definir, al menos, los siguientes aspectos:


  • Establecer en qué escenarios la comunicación empresarial deberá ser proactiva (a mayor gravedad, mayor proactividad) o reactiva, primando siempre la transparencia y la veracidad.

  • Establecer los mensajes clave para cada uno de los públicos, en cada uno de los escenarios: situación del personal, situación de la operativa o de la actividad, planes de contingencia (causas, consecuencias, medidas y horizonte temporal).

  • Recopilar toda la información y documentación necesaria o prepararla ad-hoc, incluyendo preguntas y posibles respuestas.

  • Establecer los diversos canales de difusión de la información: medios de comunicación, web, RRSS, intranet, correo electrónico, etc.


Convertir la crisis en oportunidad


Según Noelia Perlacia: "Sin duda, para algunas empresas, la crisis se convierte en una auténtica oportunidad. En ocasiones, por el incremento de la demanda, debido al tipo de servicio o producto que ofrecen y, en otras, porque la propia compañía consigue, con las estrategias correctas, conseguir ese efecto".

Desde la agencia indican que, por un lado, están las compañías que difunden, ampliamente, sus medidas de prevención, como es el caso del teletrabajo, favoreciendo la imagen como marcas socialmente responsables. Por otro lado, están las compañías que, ante la reclusión en casa de millones de personas, han puesto a disposición sus servicios de forma gratuita: revistas y publicaciones digitales, actividades infantiles online, espectáculos retransmitidos por streaming, etc. lo cual favorece, claramente, su buena reputación. Por último, se produce una situación controvertida: la de aquellas marcas que, aprovechando la situación, desarrollan campañas de marketing y comunicación que pueden ser un aliciente para su negocio o bien, que pueden ser percibidas como claramente oportunistas y producir el efecto contrario al que desean alcanzar.

Según Noelia Perlacia: "Sin duda, una gran forma de convertir la crisis en oportunidad será la de aquellas marcas y compañías que sean capaces de reconvertir su actividad o de ofrecer un servicio de valor, asociado a las necesidades de muchos ciudadanos. Podemos pensar, por ejemplo, en consultas de psicología online (no hay que dejar de lado la ansiedad que el encierro puede provocar en algunas personas), servicios de catering a domicilio, actividades formativas digitales para niños, etc. Y, por supuesto, aquellas compañías que sean capaces de prever las consecuencias de esta crisis y que aprovechen estas semanas de incertidumbre para preparar sus planes de acción y comunicación externa post-crisis; sin duda, son las que saldrán reforzadas".






Si aun tienes dudas en estos días sobre la enfermedad, cuales son los consejos básicos para enfrentarse a ella y poder comunicarlo adecuadamente tanto a tus empleados como clientes, te puedes dirigir directamente con este enlace a la Agencia Mundial de la Salud en el que podrás obtener toda la información necesaria sobre el COVID-19. 

1.000 plazas en Cursos Online del SEPE para Trabajadores, Autónomos y Emprendedores

1.000 plazas en Cursos Online del SEPE para Trabajadores, Autónomos y Emprendedores

Abierto el plazo de inscripción de los cursos 100% subvencionados que ofrece el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en modalidad online, con titulación reconocida, para trabajadores, autónomos y emprendedores de distintos sectores profesionales


La formación para los autónomos tanto para mejorar la gestión de sus negocios, como para aprender nuevas herramientas, aumentar su competitividad o adaptarse a los nuevos tiempos, se ha convertido en algo imprescindible. Por otro lado, los trabajadores de sectores como comercio, transporte, hostelería o consultoría están actualmente en un proceso de digitalización y especialización, que les ayude a desmarcarse dentro la competitividad del mercado actual.

Estos cursos los imparte Cursos Femxa a través de su plataforma e-learning y especializados en formación para el empleo.

El SEPE quiere contribuir en la formación por un lado para la adquisición y mejora de competencias profesionales relacionadas con la transformación digital y, por otro lado, a la mejora y formación continua en las especialidades propias de cada sector profesional.

Algunos de los objetivos de estos cursos de formación, que no tienen ningún coste económico, son:


- Mejorar las competencias profesionales e itinerarios de empleo y formación.



- Mejorar la empleabilidad de las trabajadores con mayores dificultades.



- Acreditar las competencias adquiridas por formación.



- Promover la disminución de la brecha digital existente y garantizar la accesibilidad a las tecnologías de la información y comunicación.


Estos cursos no consumen créditos de formación de las empresas y no supone coste alguno para las participantes. No es formación bonificada, ni se necesita autorización de la empresa para realizarlos, ya que puede inscribirse a título personal.

Los cursos se imparten en modalidad online, para facilitar la conciliación profesional y personal y permitir la adquisición de nuevas competencias de un modo sencillo. Se desarrollarán a través de la plataforma e-learning de Cursos Femxa, y los alumnos tendrán acceso a los contenidos durante las 24 horas del día en el campus virtual. Además, un tutor especializado en la materia resolverá cualquier duda que pueda surgir y orientará a los alumnos durante el curso.

Una vez finalizado el curso con éxito, los participantes recibirán un diploma de aprovechamiento en el que se incluirá el logotipo del Ministerio de Trabajo, ya que todas las acciones son especialidades reconocidas por el SEPE.

La inscripción de los cursos disponibles se puede realizar desde las siguientes páginas web:


- Cursos online gratuitos para trabajadores en régimen general por cuenta ajena: 


Cursos subvencionados Sepe


- Cursos online gratuitos para autónomos de cualquier sector laboral: 


Cursos subvencionados Autonomos


Para cualquier consulta o duda está a disposición de cualquier persona interesada el teléfono gratuito al 900 100 957 y el correo electrónico atencionalumno@femxa.com


Recuerda que todos los cursos están financiados y validados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Últimas plazas en la formación gratuita que estabas buscando en los ámbitos profesionales con mayores oportunidades laborales.

Sponsor